Por séptimo año consecutivo el Senado de España ha acogido el acto principal en el Día Internacional de la Memoria de las Víctimas del Holocausto y prevención de los Crímenes contra la Humanidad, hoy lunes 29 de enero, dos días después del 73 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.
El primer interviniente, por las víctimas judías ha sido Isaac Querub, Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, que ha definido el Holocausto como el peor crimen cometido. “El Estado debe blindarse ante actitudes totalitarias porque fue un Estado el responsable del Holocausto”. 
Querub ha dicho que los judíos “no creemos en un mundo feliz sin posibilidad de equivocarnos pero hemos vivido los peores horrores”. En cuanto al antisemitismo, el presidente de los judíos españoles ha dicho que no solo atañe a los judíos. “Es uno de los primeros síntomas de descomposición social.  Cuando ocurre, el bienestar de la gente está en riesgo”.
Ha llamado la atención sobre el repliegue populista de nuestros días que despierta sentimientos xenófobos que aumentan los niveles de odio hacia los judíos y otras minorías. Asegura que lo judío sigue levantando olas de odio en redes sociales y medios de comunicación y, ante esto, no debemos permanecer callados. “Debemos trabajar por la libertad, diversidad y derecho a la diferencia y la Ley”.
Para la FCJE, la reforma del Código Penal sirve para garantizar la libertad de las minorías. Pero no es suficiente. La Educación es el principal baluarte en favor de la convivencia. “Consideramos la educación como nuestro más alto objetivo. Un año más, pedimos pacto nacional por la EducaciónEl Holocausto debe estudiarse en los colegios y universidades”.
Querub también ha recordado a los “Justos entre las Naciones” que salvaron a judíos, personas valientes que optaron por no ser indiferentes ante el dolor de sus semejantes.
Isaac Querub se ha congratulado por el convenio por la erradicación del antisemitismo que la FCJE firmará con el CNIIE próximamente. “Agradecemos el compromiso del Gobierno para trabajar a favor de una sociedad más libre y con menos prejuicios. Luchar contra el antisemitismo y contra toda forma de racismo es optar por una sociedad más sana y más fuerte”.
Llama al compromiso de todos de no permitir nunca más ningún exterminio de seres humanos.
Representando a la comunidad gitana, Diego Luis Fernández, Director del Instituto de Cultura Gitana, una comunidad también golpeada duramente por el nazismo. “Los gitanos aún ahora nos seguimos preguntando por qué nos asesinaron”. Lo grave no es que nos asesinaran sino que continúan las actitudes racistas que conducen al horror.
“Los gitanos seguimos teniendo los mismos problemas en muchos países”. Pedimos una sociedad donde quepan también los diferentes. Que las autoridades, jueces y tribunales comprendan al pueblo gitano.
Diego Luis Fernández asegura que los gitanos saben que tienen futuro y que su tiempo comenzará el día en que se les reconozca.
Por los deportados españoles a los campos de concentración nazis, Concepción Díaz Berzosa, Delegada en Madrid de la Amical Mathausen, agradece el apoyo para que su asociación pueda hoy tener voz. Recuerda la masacre hacia el pueblo judío y las peores prácticas del régimen racista nazi.
Díaz Berzosa ha recordado a otros colectivos víctimas del nazismo, especialmente a los republicanos españoles deportados a los campos de trabajo y exterminio nazis. Y llama la atención sobre los ciudadanos europeos que, o colaboraban, o miraban hacia otro lado.
Llama a seguir hablando y recordando para que las conciencias permanezcan despiertas, especialmente las de los jóvenes. Unos diez mil españoles republicanos fueron deportados a varios campos. “Apenas se les ha recordado por el silencio del franquismo y la pasividad de la transición”.
Deseamos que representantes de las instituciones del Estado nos acompañen en nuestras visitas a los campos en los actos de Recuerdo por los españoles. “Seguimos reclamando el reconocimiento jurídico como víctimas, como han hecho otros países”. Y la aportación de los republicanos españoles para eliminar el nazismo. Exigen a los representantes políticos que la memoria del pasado tenga el papel principal en las políticas.
Rafael Catalá, Ministro de Justicia, ha comenzado valorando al Rey emérito Juan Carlos I y recordando un viaje en el que visitó un campo de concentración del que salió emocionado. El ministro ha citado al superviviente Elie Wiesel que hablaba de que hay que preservar la memoria. Y la mejor manera es escuchar a las personas que lo vivieron en primera persona.
Auschwitz ha perdurado como el símbolo del horror, pero hay muchos más. Para los españoles, son especialmente dolorosos los nombres de Dachau y Mauthausen, donde fueron trasladados los republicanos.
“Hoy no nos basta con recordar. Necesitamos leyes que aseguren la convivencia. Los derechos de las minorías son una prioridad para el gobierno. Además, reconocemos la labor de los 18 diplomáticos españoles que salvaron vidas de muchas personas”.
El ministro recuerda también la Ley para otorgar la nacionalidad a descendientes de los sefardíes. El ministro asegura que se han otorgado hasta el momento once mil nacionalidades.
El recuerdo al Holocausto no sólo tiene que ser hoy, ha dicho Rafael Catalá. Tiene que ser todos los días y que llegue a todas las generaciones. El ministro ha terminado citando a Golda Meir cuando dijo que los que salvaron personas nos sólo salvaron vidas sino la esperanza y la fe en el espíritu humano.
Por último, Pio García-Escudero, Presidente del Senado, ha agradecido a todos los asistentes su presencia un año más en la Cámara Alta. “Siempre deberemos el homenaje a las víctimas, y tenemos que mantenernos sensibles ante cualquier crimen cometido contra la Humanidad. y férreo compromiso para combatir” ha asegurado. El Presidente del Senado ha dicho que “nada así puede volver a pasar nunca más. No debemos dejarnos embaucar por los incitadores al odio”.
Ha tenido especial recuerdo a las personas que lucharon contra la intolerancia y el odio hasta conseguir la derrota absoluta del nazismo.
Desea que este homenaje a las víctimas sirva para “reafirmarnos en las hondas convicciones de mantenernos alerta para no volver a permitir nunca más algo tan horrible como el Holocausto”.
Entre los discurso los presentes han podido escuchar intermedios musicales de piezas conmemorativas y se ha procedido al encendido de seis velas, por los seis millones de víctimas judías, por el millón y medio de niños asesinados, por otros colectivos víctimas, por los Justos entre las Naciones, por el Estado de Israel como hogar de los judíos, y por el deber de transmitir la Memoria.
Madrid, 29 de enero de 2018