La Federación de Comunidades Judías de España entiende que las conferencias que un ex miembro del Ku Klux Klan, y simpatizante de los movimientos neonazis, David Duke, está impartiendo en diversas ciudades españolas, representan una incitación al odio racial, al antisemitismo y a la xenofobia.

La Federación de Comunidades Judías de España deplora que en nombre de la libertad de expresión se permitan actuaciones que son contrarias a la convivencia pacífica de la sociedad y a los valores democráticos.

La Federación de Comunidades Judías de España lamenta que estas conferencias coincidan con la sentencia del Tribunal Constitucional considerando inconstitucional el castigo de la negación del delito de genocidio tal y como estaba recogido en el Código Penal, y solicita que en esta nueva situación legal las autoridades hagan todo lo posible para evitar que España se convierta en un centro de difusión de la ideología nazi y del odio racial.

La Federación de Comunidades Judías de España entiende que en este sentido, actos como estas conferencias y otras de diverso tipo que favorecen la incitación al odio racial, a la xenofobia y al antisemitismo, no deberían ser autorizados, por cuanto la libertad de expresión, tiene su limite en el menoscabo de la integridad moral, protegida por el ordenamiento penal.