¿Qué documentación es necesaria para cumplir los requisitos de la Ley?

Dos son los requisitos de la Ley: probar la condición de sefardí originario de España y una especial vinculación o conexión con España.

¿Qué documentación prueba mi condición de sefardí originario de España?

Para probar la condición de sefardí originario de España se podrán aportar los siguientes documentos que serán valorados en su conjunto.

a) Certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España.

b) Certificado expedido por el Presidente o cargo análogo de la comunidad judía de la zona de residencia o ciudad natal del interesado.

c) Certificado de la autoridad rabínica competente, reconocida legalmente en el país de origen o residencia habitual del solicitante.

En los casos b) y c), el interesado podrá, a su vez, solicitar un certificado a la FCJE que avale la condición de autoridad de quien expide los certificados en la comunidad judía extranjera o bien:

  • Copia de los Estatutos originales de la entidad religiosa extranjera.
  • Certificado de la entidad extranjera que contenga los nombres de quienes hayan sido designados representantes legales.
  • Certificado o documento que acredite que la entidad extranjera está legalmente reconocida en su país de origen
  • Y certificado emitido por el representante legal de la entidad que acredite que el Rabino firmante ostenta, efectiva y actualmente, tal condición conforme a los requisitos establecidos en sus normas estatutarias.

Toda la documentación deberá ser presentada en castellano o traducida al castellano por traductor jurado. Adicionalmente, los documentos deberán autorizarse por un Notario en el país de origen y deberán estar apostillados o legalizados, según corresponda.

Otra documentación:

    • Ketuba (contrato matrimonial) en las que conste su celebración según las tradiciones de Castilla, (traducidas al castellano por traductor jurado.)
    • Estudios genealógicos realizados por expertos o entidades académicas reconocidas y debidamente certificadas con un informe completo y detalle del proceso.
    • Documentos de migración, de naturalización, etc. que demuestren el origen de los antepasados incluyendo pasaportes o documentos de identidad, certificados de nacimiento, certificados de matrimonio, certificados de defunción, certificados de entierro en cementerio sefardí, etc.
    • Informe motivado, emitido por entidad de competencia debidamente reconocida, que acredite la pertenencia de los apellidos del solicitante al linaje sefardí de origen español.
    • Acreditación del uso como idioma familiar del ladino o «haketía».
    • Cualquier otro documento que pueda probar su condición de sefardí originario de España.