Después de cuatro años, la Ley 12/2015, promovida por la FCJE, ha conseguido todos sus propósitos. Miles de sefardíes en todo el mundo han recuperado su nacionalidad española y otros miles están en vías de conseguirlo. España cerró una herida histórica mediante un acto de justicia perdurable en la memoria.

Isaac Querub: “Los sefardíes ya no son “españoles sin patria”, España los echó de menos, y los sefardíes no la olvidaron”.